Artículo - Oportunistas 2.0 - Blog Restaurante La Casona del Vino, Tenerife
Como Llegar al restaurante
Nuestros horarios
Las cartas del restaurante
Opiniones de clientes
Reservar una mesa


Hay empresas que aprovechan la crisis para beneficiarse fácilmente. ¿Un ejemplo? Sigue leyendo






De Lunes a Sábado:
de 13:00 a 23:00

Domingos:
de 13:00 a 16:00


¡Les esperamos!




Línea

<< Volver

Oportunistas 2.0

Aunque este artículo nada tiene que ver con la política, he decidido utilizar esta viñeta porque describe muy bien el contenido del artículo.

El sufijo 2.0 hace referencia al Internet de las redes sociales, sean personales como facebook, u otras de búsqueda de locales, como foursquare, por ejemplo.

Quiero focalizar la atención, sobre dos grandes oportunistas de la crisis financiera que han aparecido estos años en el entorno de la restauración y han llegado con fuerza a Tenerife. Se trata de los portales de descuentos Groupon y Letsbonus, aunque hay infinidad de clones de los mismos, siendo algunos los más conocidos gustazos, oportunistas, etc. Estos portales ofrecen grandes cupones de descuento a los usuarios que acceden y compran a través de sus portales de Internet. En algunos casos, descuentos de hasta un 90%. Por lo general, rondan el 40-50% de descuento en ofertas en restaurantes.

Desde hace ya más de un año, estas empresas nos han estado contactando de forma continua para incluirnos en sus portales. La dinámica siempre es la misma. Nos ofrecen un aumento del flujo de clientes, debido al despliegue publicitario que hacen en Internet y por correo electrónico, a cambio de que lancemos una oferta muy agresiva en precio y una comisión para ellos. Y entienden oferta agresiva a que ofrezcas un menú especial con un mínimo de un 50% de descuento.
Es decir, un menú que ofrecerías habitualmente, digamos a 15€ por persona, ahora sólo costaría 7,5. Además, te explican y muestran todos los sitios en Tenerife con los que trabajan además de otros por todo el mundo.

La verdad, para el cliente es una idea fantástica, ¿cierto?

¿Y para nosotros? En principio, los clientes acudirán en masa y llenarán el establecimiento durante las fechas en las que dure la oferta, pudiendo aparte, venderles productos o servicios extra con los cuales rentabilizar la visita, además de la buena publicidad que harán después de ti si les gusta tu producto. Todo esto, es lo que te venden por teléfono o en sus páginas web.

Pero no es oro todo lo que reluce...

No he titulado como "oportunistas 2.0" este artículo por mero capricho. La idea de que ahora más que nunca el dinero está en boca de todos por la crisis financiera, está siendo aprovechada por algunas empresas para sacar provecho casi sin esfuerzo de los que finalmente hacen el trabajo, es decir, los restaurantes en nuestro caso. Se han posicionado a sí mismos un puesto clásico potencialmente parasitario. Intermediario. No sólo ofrece descuentos con los cuales reduces sustancialmente e incluso puedes eliminar, el margen de beneficio de tu producto, sino que además, te piden una comisión por cada cliente que asiste a tu restaurante.

Se trata de un truco de magia, salió un conejo de la chistera..  Pero ahora se está comiendo, también como por arte de magia, nuestros beneficios.

Muchos empresarios, sin culpa, por el agobio de no tener suficiente clientela, creedores de que esto les va a suponer una ayuda, caen inocentes en la trampa de contratarles. Pero de lo que quizás no se han acordaron son de las nociones básicas de marketing de "segmentos de mercado" o "clientes potenciales".

El segmento de mercado es la parte de la población, según su tipo, edad, sexo, etc. que acude habitualmente a tu restaurante. Y clientes potenciales, la misma frase lo dice, son los clientes a los que te interesa atraer a tu negocio o que se ajustan al cliente al que tu producto va dirigido según sus características. Mezclando ambos y con otros factores, se elabora lo que se conoce como plan de marketing, que a su vez forma parte del plan de empresa.

Y dentro del plan de marketing, tenemos que tener muy claro y definidos, quiénes son nuestros clientes potenciales y a qué segmentos de mercados nos dirigimos con nuestra publicidad para generar clientes a ser posible repetidores.
Los clientes de Groupon, Letsbonus, etc, son básicamente "cazaofertas", es decir, son clientes habituales de estos portales y escudriñan sus webs cuando quieren comprar algún producto o servicio. Acudirán a tu restaurante porque pueden pagar la cantidad descontada, pero muy difícilmente, pagarán otra vez por tu producto a un precio normal, más a sabiendas, de que habrá subido como mínimo un 50%.  Es decir, para este segmento de mercado, el precio es el principal factor que les atrae y esto define quizás no a todos, pero en su mayoría a este tipo de clientela y a sus hábitos de consumo. Esto quiere decir, que también en su mayoría, son clientes de una sola vez.

Además y para colmo, analizándolo en la contabilidad, si tienes la suerte de llenar tu local gracias a estas ofertas, estás trabajando mucho más, empleando a más gente y gastando más materia prima. Y total, para no generar ningún beneficio directo o incluso generar pérdidas. ¡Un planazo sobretodo sabiendo que mensualmente se han de pagar a los empleados, impuestos, etc!

Está claro que, si eres un restaurante con unos precios altos y unos márgenes de beneficio muy altos, puedes permitirte reducir un 50% el precio a tus producto y aun seguir ganándole, pero si ya tienes los márgenes muy pequeños, como es por ejemplo nuestro caso, y creo que el de todos los restaurantes de la zona del Valle de Güimar y la vasta mayoría de los restaurantes en Tenerife, esta mala praxis se convierte en una locura.
Podría ser factible, si estás comenzando y el beneficio no es un factor clave para ti porque así lo tienes establecido en tu plan de empresa. Quizás lo que te interese es simplemente darle publicidad a tu establecimiento, aunque sea entre este tipo de clientela. Pero aun así, lo desaconsejo.

Por lo general, lo que se gana rápido y sin esfuerzo, desaparece igualmente rápido y sin esfuerzo. El principal objetivo de un empresario y donde debe enfocar sus esfuerzos, no es en llenar el restaurante, sino en aumentar la calidad de sus servicios y productos. De mejorar e innovar en todos los aspectos del negocio dado que es lo que los clientes buscan cuando van al restaurante. Si de verdad quieres crecer y llenar tu establecimiento, piensa de forma sana en cuanto a la calidad y al trabajo, esforzándote e innovando. Déjate  aconsejar por buenos profesionales de tu sector y no caigas en trampas de dinero fácil como te ofrecen estas empresas oportunistas.



   

<< Volver


Añadir un comentario



Línea

Para seguirnos en Facebook, clic en Me gusta.



Para seguirnos en Twitter+, clic en Seguirnos.



¿Te gusta esta web?

Si te gusta el restaurante o la web, ¡compártenos!

Boton compatir Facebook Boton compatir Twitter Boton compatir Google+


Línea