Artículo - Para los empresarios de Tenerife, ayudémonos entre todos
Como Llegar al restaurante
Nuestros horarios
Las cartas del restaurante
Opiniones de clientes
Reservar una mesa


Es casi un deber crear sinergia creativa entre negocios. Los resultados de las acciones colaborativas te sorprenderán. ¡Sigue leyendo!






De Lunes a Sábado:
de 13:00 a 23:00

Domingos:
de 13:00 a 16:00


¡Les esperamos!




Línea

<< Volver

Empresarios, ayudémenos entre todos.

Sobra decir que cuanto mejor estemos funcionando en conjunto todos los negocios del municipio, más clientes atraeremos como destino dentro de la isla.

Esto es aplicable para todos los municipios. Nosotros por ejemplo, aunque estamos ubicados en Candelaria nos interesa que aumente el nivel general de todos los restaurantes ya no sólo de Candelaria, sino del Valle de Güímar. Nos encantaría convertir a este precioso valle en un referente Canario donde se pueda venir a comer.
No es un plan ambicioso, es un plan de principios. De los que suelen funcionar.

Nos llena de sincera alegría y regocijo cuando vamos a comer a un restaurante y notamos ilusión y esmero por parte de los empleados, encargados o dueños que lo atienden.
Nos da ese buen rollo que a todo el mundo le da cuando se siente bien atendido y cuando la comida es buena. Nos sentimos agradecidos indirectamente porque el cliente que sale contento por la puerta podrá decir: -en Arafo se come estupendamente, o en Güímar, o en Candelaria.
Esto con el tiempo se torna en visitas cada vez más habituales y numerosas hacia dichos municipios. Y como está demostrado que somos consumidores muy infieles, iremos probando poco a poco toda la oferta de negocios que se nos antoje.

La hostelería en Tenerife ha sido siempre un entorno empresarial muy competitivo, especialmente en el sur de la isla. El poder económico de los tour operadores, los cuales controlan fuertemente el flujo de visitantes por zona y el hecho de que la oferta esté centralizada y dinamitada por los altos precios de los alquileres, ha hecho a muchos empresarios replantearse la opción de iniciar una actividad fuera del núcleo turístico habitual.

Estos empresarios, han apostado por la creatividad como base y por la calidad para atraer a sus restaurantes, hoteles y tascas a sus tan necesitados clientes.
Es ahora o nunca. Es el momento de comenzar a pensar diferente para los empresarios de Tenerife. Pequeños y grandes deberían comenzar a aunar fuerzas para crear sinergias más productivas de cara al futuro. No es complicado de llevar a la realidad. Sólo se trata de presentarse y pensar un poco sobre en qué aspectos de ambos negocios pueden engranarse para establecer una conexión colaborativa. Formación, personal, contabilidad, recursos, experiencia y muchas más.

Es un hecho, gran parte de la oferta hostelera en Tenerife está quemada. Huele a chamusquina  hace poco menos de 10 años. Cuando los hoteleros decidieron comenzar con los recortes, con los contratos precarios, con la reducción en formación para el personal, con una supuesta profesionalizacion de sus directivos, más acordes a los tiempos que corrían y en los que ya no cuenta sonreír a los empleados, sino recordarles su valor económico.
Y qué gran fallo. Desde mi punto de vista, esto ha generado un vórtice de pobreza para el pueblo que continúa dándose en grandes empresas en el sur de Tenerife. No nos dejemos engañar por los resultados, por las cifras. Está bien que una empresa cada vez vaya mejor, pero ¿a qué precio?
Al precio de no aportar nada a la sociedad que vive trabajando en su interior. En el restaurante La Casona del Vino, creemos que todos los negocios tienen una responsabilidad y deberes con la sociedad en la que vive. La responsabilidad de crear valor y ciudadanos que puedan trabajar en cualquier lugar, formados, felices y capaces de avanzar profesionalmente. Qué utópico parece esto cuando se oye a hablar a alguien agradeciendo un trabajo sin contrato y en condiciones precarias. Es increíble que hayamos llegado a este extremo en el que no hay control sobre la calidad hacia nuestros clientes internos, es decir, nuestros trabajadores. Es hora de cambiar todo esto y de una vez por todas.

Ya no se trata de barajar y ajustar números, se trata de mimar desde las raíces al negocio y a sus clientes, de preguntar, de formarse, de quitarse la corbata, de dejar de competir y comenzar a colaborar con negocios colindantes, estableciendo una dinámica de retroalimentación y refuerzo positivo para ambas partes, para convertir la zona en un nuevo foco de atracción para los consumidores.

¿Podemos perder el miedo a recomendar a otros restaurantes de la zona? ¿Podemos dar consejos a la competencia? ¿Podemos enviar a nuestros clientes habituales a otros lugares? ¡SÍ!. Por favor, háganlo, recomienden, halaguen las bonanzas de su competencia, desháganse en elogios hacia sus tascas, restaurantes, bares vecinos. Esto será sin duda, un beneficio tremendo para ustedes. Si es que tienen un negocio. En una zona tan pequeña como el pueblo de Candelaria o el valle de Güímar, esto es una NECESIDAD. Nosotros tratamos de ayudar a todos los negocios de los que conocemos a sus dueños, nos interesamos por su estado, prestamos apoyo y todos los recursos que podamos. La verdad, queremos que Candelaria se convierta en un referente. Y nos encantaría que Arafo y Güímar también.



   

<< Volver


Añadir un comentario



Línea

Para seguirnos en Facebook, clic en Me gusta.



Para seguirnos en Twitter+, clic en Seguirnos.



¿Te gusta esta web?

Si te gusta el restaurante o la web, ¡compártenos!

Boton compatir Facebook Boton compatir Twitter Boton compatir Google+


Línea